Menu

“La Fórmula 1 significa velocidad y la máxima expresión de velocidad está en Monza”, Brembo

  • Según los técnicos de Brembo, Monza es muy exigente con los frenos
  • En una escala del 1 al 5, obtuvo un 4 en el índice de dificultad
  • En promedio, los frenos se aplican durante 10.6 segundos por vuelta
  • Mientras que, la desaceleración máxima promedio por vuelta es de 4.1 G

Universalmente conocido como el ‘Templo de la Velocidad’, la pista Brianza se encuentra a solo 9 millas de Milán y fue construida en 1922 específicamente para albergar el Gran Premio de Italia. Con 68 carreras de GP disputadas aquí, el Autodromo Nazionale Monza es el circuito más utilizado en la historia de la F1, mientras que, en Mónaco se han celebrado 66 carreras y en Silverstone 53.

La pista

Las velocidades que se logran en la pista son tales, que para limitar el rendimiento de los monoplazas, en la década de 1970 se agregaron tres chicanas, la llamada Varianti. La modificación más reciente al diseño de la pista se realizó en el 2000 cuando se modificó la Variante del Rettifilo. El poseedor del récord de la vuelta más rápida en la pista con la configuración actual es Kimi Raikkonen, quien el año pasado con un Ferrari equipado con un sistema de frenos Brembo, detuvo el reloj en 1’19”119. Sin embargo, hay una buena posibilidad de que este récord se supere esta temporada gracias a los autos de mayor rendimiento. Estos dos factores se traducen en una fuerza adicional significativa en los sistemas de frenado de los monoplazas, que pueden desarrollar un mayor par de frenado que hace 3 años. Además, la falta de carga aerodinámica utilizada para explotar las rectas muy largas significa que las secciones de frenado serán extremadamente violentas y difíciles de manejar.

Según los técnicos de Brembo, que han clasificado las 21 pistas en el Campeonato Mundial, el Autódromo Nazionale Monza es muy exigente con los frenos. En una escala del 1 al 5, obtuvo un 4 en el índice de dificultad.

La demanda de frenos durante el GP

Hace cuatro años, los monoplazas más rápidos de Monza corrieron las vueltas clasificatorias con un promedio de 250 km/h (155 mph), mientras que el año pasado superaron los 263 km/h (163 mph). Naturalmente, el tiempo de frenado será bajo, solo el 11% de toda la carrera. No es un registro negativo los seis puntos de frenado por vuelta; en Singapur hay 15 secciones de frenado, en Mónaco, Yas Marina, Budapest y Bakú hay 11, pero en Hockenheim solo 5.

En promedio, los frenos se aplican durante 10.6 segundos por vuelta, un número que solo supera el de la pista de Spielberg , que es casi un kilómetro entero y medio (0.9 millas) más corto. El hecho de que haya muy pocas secciones de frenado, todas las cuales son extremadamente violentas, esto significa que la desaceleración máxima promedio por vuelta es de 4.1 G. La combinación de frenado fuerte compensado por muy pocas secciones de frenado genera energía disipada de 165 kWh por cada automóvil durante toda la carrera, valor que es similar a los registrados en las pistas de Spa-Francorchamps y Sochi. Desde la línea de partida hasta la bandera a cuadros, cada piloto ejercerá una carga total de 31 toneladas en el pedal del freno. Hablando en términos prácticos, la fuerza de frenado aplicada en cada vuelta es de casi 600 kg (1,323 lbs), lo que requiere que los pilotos estén en excelente forma para soportar la aceleración lateral en las curvas.

Las secciones de frenado más exigentes

Tres de las seis secciones de frenado del Autodromo Nazionale Monza se clasifican como difíciles para los frenos, una es de dificultad media y dos son livianas.

El más difícil para el sistema de frenado es la primera curva después de la línea de meta, ahí, los monoplazas llegan a 349 km/h (217 mph) y reducen la velocidad a 87 km/h (54 mph) en solo 137 metros (449 pies). Para hacer esto, los pilotos frenan durante 2.74 segundos aplicando una carga de 196 kg (432 lbs) en el pedal del freno y experimentando una desaceleración de 5.6 G.

El frenado de la curva 4 también es impresionante, en ese lugar, los autos van desde 334 km/h (208 mph) a 119 km/h (74 mph) en solo 2.09 segundos y 117 metros (384 pies). La carga en el pedal llega a 133 kg (293 lbs) y la desaceleración máxima es de 4.9 G. La fuerza requerida de los pilotos en la secuencia de las curvas 6, 7 y 8, es intensa, esas tres secciones de frenado tienen una desaceleración que oscila entre 2.2 G y 5 G y cargas en el pedal de 45 kg (99 lbs), 59 kg (130 lbs) y 82 kg (181 lbs).

Rendimiento de Brembo

Los monoplazas con frenos Brembo han ganado 25 de las 44 carreras de GP de Italia en las que han participado. La victoria fue para Ferrari en 11 de estos, pero la Scuderia no ha ganado en Monza desde 2010. De hecho, Sebastian Vettel ha ganado en Italia con Toro Rosso y Red Bull, pero aún no ha triunfado con Ferrari.

Este es el análisis de todas las curvas de Monza.

 

 

Nota con la participación de www.brembo.com

 

Magazine Automotor es una revista electrónica escrita, editada y producida por profesionales de los autos. Estamos acreditados por la Federation Intenacionale de lÁutomobile (FIA) y por más de 30 marcas de autos a nivel nacional e internacional. Aquí encontrarás la información más importante de los autos, la industria, tecnología, movilidad, seguridad vial y mucho más. Todo nuestro conocimiento y toda nuestra experiencia se encuentra volcada en cada unos de los artículos de Magazine Automotor, así que te invitamos a entrar en este fascinante mundo de los autos con nuestra guía.

Más
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com