Magazine Automotor

Audi está dando forma al futuro de la producción

  • En su planta de Neckarsulm

  • Objetivo: Neutralidad neta de carbono en todos los procesos en el 2025

  • Estrategia: descarbonización, uso del agua, eficiencia de recursos y biodiversidad

  • Es el modelo de producción para todas sus plantas en el mundo

Audi está implementando numerosas medidas en su planta de Neckarsulm como parte de su programa ambiental “Misión: Cero”, el cual fue lanzado en el 2018. Esas medidas están enfocadas en hacer que la producción automotriz sea lo más respetuosa con el medio ambiente, y eficiente con los recursos naturales como sea posible, así como evitar hacer emisiones de carbono y desechos.

De acuerdo con la compañía, actualmente en esas instalaciones, ya están produciendo  sin emisiones netas de carbono gracias a que están usando energía verde y calor de fuentes renovables. Su siguiente objetivo es lograr la neutralidad neta de carbono de todos los procesos de producción en toda la planta para el 2025.

La compañía se ha enfocado en cuatro áreas principales: la descarbonización, uso del agua, eficiencia de recursos y biodiversidad. Y ha implementado proyectos innovadores y sostenibles.

Descarbonización: en el camino hacia una ubicación neta neutra en carbono

Audi tiene como objetivo fabricar sus vehículos netos en carbono en sus plantas para el 2025 y la neutralidad neta en carbono en toda la empresa para el 2050. Böllinger Höfe es la primera planta de producción que produce autos totalmente eléctricos y lo hace neutro en carbono. Usa biogás en la producción de calor y parte de la electricidad para la producción, además, compensa las emisiones que actualmente no se pueden evitar mediante fuentes de energía renovables o el autoabastecimiento mediante créditos de carbono de proyectos de compensación certificados.

Todo el sitio usa electricidad ecológica desde principios del 2020. Los edificios mejoran continuamente su eficiencia energética. En los cinco sitios de Audi, casi 100 oficiales de energía de tiempo completo están trabajando para identificar e incrementar el potencial de ahorro de energía en la producción. Como resultado en el 2020, la compañía superó sus objetivos de ahorro de energía, con más de 83,000 megavatios hora de energía en todos sus sitios, mientras que han reducido alrededor de 11,900 toneladas menos de carbono.

También, han sumado a su cadena de valor para reducir la emisión de carbono. Desde el 2017, los restos de la chapa de aluminio los devuelven al proveedor  (como parte del ciclo “Aluminium Closed Loop”), se reciclan y se reprocesan para que se vuelva a utilizar como aluminio secundario, el cual reduce el consumo de energía hasta en 95% en comparación con el uso de aluminio primario. Este ciclo ya lo están usando en sus plantas de Ingolstadt y Győr. Gracias a ello, la compañía ha logrado un ahorro neto de más de 525,000 toneladas métricas de carbono.

En la logística y el tráfico interno, todos los servicios de trenes que transportan autos terminados o material al sitio de Neckarsulm son netos en carbono. Los camiones de bajo NOx que funcionan con gas natural comprimido (GNC) o electricidad, se usan para las maniobras de patio.

En la gasolinera de la empresa, los vehículos pesados repostan con combustible bajo en carbono R33 BlueDiesel. La infraestructura de carga en el sitio, que se suministra con energía verde, continúa creciendo, 600 puntos de carga estarán disponibles para el 2022, incluidas estaciones de carga rápida de acceso público en los estacionamientos para visitantes.

Uso del agua: un ciclo cerrado

El objetivo es un consumo de agua lo más bajo posible y, a largo plazo, dejar de usar agua potable en la producción de autos. Para ello, la compañía planea reducir a la mitad su consumo de agua ponderado ambientalmente por auto fabricado de un promedio de de 3.75 metros cúbicos actuales a 1.75 metros cúbicos en el 2035. Esto lo lograrán con agua reciclada que se reutilizará varias veces en el ciclo.

En Neckarsulm planean implementar un ciclo cerrado de agua entre la fábrica y la planta de tratamiento de aguas residuales vecina. La viabilidad de este plan se está probando en una planta piloto. El agua de la planta de tratamiento de aguas residuales se pasa por sistemas de filtración y membranas. Posteriormente, el agua de proceso fluye de regreso a la planta de tratamiento. En este proceso, la calidad del agua se monitorea constantemente, además, un laboratorio analiza el agua cada dos semanas. El sitio comenzará con la instalación de un nuevo sistema de suministro de agua en el 2022, que cerrará el circuito entre el sitio y la planta de tratamiento de aguas residuales a partir del 2025 y garantizará que ya no necesitará extraer agua del río Neckar. Este ciclo cerrado reduce el consumo de agua dulce en 70%.

Eficiencia de recursos: reducir y evitar

Siempre que es posible, se reducen los residuos de embalaje en las instalaciones, y se usan soluciones de embalaje respetuosas con el medio ambiente, además de que se separan sistemáticamente los materiales reciclables.

En Neckarsulm han declarado la guerra a los residuos plásticos, por lo que, están desarrollando sus propias ideas innovadoras de reciclaje. Por ejemplo, han logrado que un fabricante de la región procese primero los residuos de películas plásticas en granulado y luego en bolsas de basura que se utilizan en el sitio. gracias a esto, alrededor de 15 toneladas métricas de desechos plásticos se reutilizan de manera sensata cada año. Un efecto secundario positivo es que el sitio está ahorrando 40% de lo que gasta en bolsas de basura gracias a este programa de reciclaje. Logística ha trabajado con proveedores para optimizar varios paquetes de componentes. Esto ya ha permitido eliminar casi 31 toneladas de envases no reciclables. Estas optimizaciones van desde la sustitución de materiales con un alto impacto medioambiental, como la espuma de poliestireno, hasta la eliminación total del embalaje.

Un innovador proyecto piloto lanzado en 2019 triturará los residuos de envases de plástico del ensamblaje y los convertirá en filamentos de impresora 3D. Luego, se utilizarán impresoras 3D para crear ayudas de montaje ergonómicas, así como tapas protectoras o ayudas para prensar, para los empleados.

Los nuevos métodos de planificación virtual combinan la digitalización y la sostenibilidad. Por ejemplo, Audi pudo diseñar virtualmente parte de los contenedores especiales utilizados para transportar componentes sensibles para el e-tron GT por primera vez. Esta aplicación de realidad virtual, que se puso a prueba en el sitio de Neckarsulm, ahora está en uso en todo el grupo y ayuda a conservar los recursos que antes se usaban para los prototipos de contenedores. Además, ese auto totalmente eléctrico, es el primer vehículo de la marca con los cuatro aros fabricado completamente sin prototipos. Esto fue posible gracias a los escaneos de edificios tridimensionales, los procesos de aprendizaje automático y el uso de la realidad virtual, entre otras cosas. Todos los procesos de montaje se probaron de forma totalmente virtual por primera vez y ahora se están aplicando con éxito durante la fabricación de los modelos de producción. Esto ahorró prototipos físicos y, mientras tanto, también viajes de negocios, porque los métodos virtuales ahora también se utilizan en todas las ubicaciones y, no solo en la era de la pandemia de coronavirus, permiten a los empleados trabajar digital y colaborativamente en un espacio virtual.

Biodiversidad: hábitats para plantas e insectos

Audi ha sido miembro de la iniciativa intersectorial “Biodiversidad en buena compañía” durante seis años y está comprometida con la conservación de la diversidad biológica en todas sus ubicaciones. Esto incluye espacios abiertos naturales, así como fachadas verdes o biotopos de humedales. La compañía también participa activamente en la conservación de la naturaleza más allá de sus propios límites corporativos como parte de la “Década de la Biodiversidad de las Naciones Unidas”. La Audi Environmental Foundation, establecida en el 2009, apoya numerosos proyectos ambientales destinados a preservar la biodiversidad.

Desde el 2014, varias colonias de abejas están en la planta de Neckarsulm y producen miel. Cada año se plantan más de 35 especies de flores en antiguas áreas de césped monótonas para proporcionar hábitat y fuentes de alimento para estos importantes polinizadores y otros insectos. Este año, los aprendices profesionales de carrocería y construcción de vehículos construyeron 17 hoteles para insectos y los instalaron en el sitio, son estructuras de madera que brindan refugio a varias especies de insectos. Los aprendices de formación profesional se han ocupado del bienestar de sus huéspedes desde entonces.

En la sección suroeste han construido una torre dedicada como sitio de anidación de golondrinas. En 2019, se instalaron nuevas cajas nido para vencejos en el puente transportador entre dos edificios. En la chimenea del taller de pintura se ha instalado una ayuda para la anidación de halcones peregrinos desde el 2003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *