BMW fabricará autos con energía hidroeléctrica

  • Que obtienen de los ríos

  • Electricidad ecológica regional

  • Han reducido las emisiones de la producción en más del 70% por automóvil

El Grupo BMW producirá sus nuevos vehículos totalmente eléctricos iX e i4, en las Plantas de Dingolfing y Múnich, exclusivamente con energía hidroeléctrica ecológica regional. Ya han firmado contratos para obtener el suministro de energía de los ríos Isar y Lech. Milan Nedeljković, Miembro del Consejo de Administración de Producción: “Adoptamos una visión holística de la sustentabilidad. Entonces, en lugar de simplemente minimizar las emisiones de la conducción, estamos trabajando para reducir significativamente la huella de carbono de nuestros procesos de producción”.

Actualmente, la compañía ya provee a sus instalaciones de producción en todo el mundo con electricidad verde. “Lo nuevo es el hecho de que en el futuro, obtendremos nuestra electricidad renovable directamente de proveedores regionales ubicados cerca de nuestras plantas”, explica Nedeljković. La electricidad verde necesaria para la producción del iX será de las centrales hidroeléctricas de Isar Uppenborn entre Moosburg y Landhut, mientras que la producción del i4 será de las centrales hidroeléctricas Lech en Gersthofen y Rain. La energía que suministran también se utiliza para fabricar una amplia gama de componentes para los dos modelos eléctricos, en las plantas de BMW Group en Landshut, Dingolfing y Berlín.

“Nuestros contratos de suministro directo añaden otro gran impulso a las credenciales ecológicas de la electricidad verde que utilizamos en la producción”. El Grupo está haciendo múltiples contratos de este tipo, con lo que está aumentando la cantidad de electricidad verde o neutra de carbono que la genera. Desde el 2013, los cuatro aerogeneradores de la Planta de Leipzig han proporcionado toda la electricidad necesaria para fabricar el i3. En el caso de la planta de San Luis Potosí, México, la producción se alimenta principalmente de la energía de grandes paneles solares.

Los objetivos energéticos de la compañía son de largo plazo. Con lo que, entre el 2006 y el 2019, han reducido las emisiones de la producción en más del 70% por automóvil. “Queríamos reducir las emisiones de CO2 en otro 80% para 2030, menos del 10% de lo que eran en 2006.” BMW tiene una base sólida para construir, habiendo elevado la referencia repetidamente durante las últimas décadas en términos de sustentabilidad. La mejora continua sigue siendo fundamental para la estrategia de reducir las emisiones de CO2 y aumentar la eficiencia de los recursos.

Además de obtener energía 100% verde, desde el 2020, la compañía ha estado invirtiendo sistemáticamente en mejorar la eficiencia energética, en parte aprovechando las oportunidades de la digitalización. El análisis de datos ya ha ayudado a que la producción sea más eficiente, entre ello, el mantenimiento predictivo de la maquinaria y minimizando el número de piezas rechazadas del taller de carrocería. Además de reducir drásticamente las emisiones reales de CO2, el GrupoBMW compensará todas las emisiones restantes (Alcance 1 + 2) en su totalidad a través de los certificados correspondientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *