Magazine Automotor

BMW usa pinturas sostenibles hechas de biorresiduos

 

  • Anticorrosivo y pintura mate sin agregados fósiles

  • La pintura mate esta hecha de biomasa

  • Reducen las emisiones de CO2 en 40 %

Munich, Alemania. El Grupo BMW está utilizando tecnologías innovadoras en sus esfuerzos por mejorar la sostenibilidad y aprovechar las nuevas opciones para conservar los recursos y reducir las emisiones de la pintura de la carrocería. La marca alemana es el primer fabricante de automóviles del mundo que usa en sus plantas europeas pinturas mate hechas de biomasa en lugar de petróleo crudo. Además de esto, las plantas de Leipzig y Rosslyn en Sudáfrica, también utilizan anticorrosivo producido de forma sostenible. Las materias primas renovables, como los biorresiduos o los residuos de las plantas de tratamiento de aguas residuales, sirven como material de partida para las pinturas. El ahorro de CO2 determinado en un proceso certificado por TÜV asciende a más de 15,000 toneladas de emisiones de CO2 desde ahora hasta el 2030.

“Al reducir nuestro uso de materias primas fósiles, podemos conservar los recursos naturales y reducir las emisiones de CO2 al mismo tiempo. Para lograr esto, confiamos cada vez más en las innovaciones de sostenibilidad en nuestra red de proveedores”, dice Joachim Post, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, responsable de Compras y Red de Proveedores. “Las pinturas innovadoras basadas en materias primas renovables son un paso importante en esta dirección”.

Los residuos orgánicos sustituyen a los recursos fósiles

El innovador proceso de producción de BASF hace posible la sustitución de precursores derivados del petróleo, como la nafta, por materias primas renovables a partir de residuos orgánicos, desde las primeras etapas de la producción de pinturas. Esto no solo reduce el consumo de recursos fósiles, sino que también evita las emisiones de CO2 asociadas a la producción, transporte y procesamiento del crudo.

Las pinturas mate y el anticorosivo son químicamente idénticas a las pinturas utilizadas anteriormente, con las mismas propiedades que los revestimientos de carrocería fabricados convencionalmente. Dado que los recubrimientos convencionales y de base biológica se producen en la misma línea, BASF adopta un enfoque de balance de masa certificado externamente.

Se calcula que la cantidad de pintura comprada por BMW es exactamente equivalente a la cantidad de bionafta y biometano que se requeriría para una producción 100% libre de petróleo. El proceso de fabricación sostenible reduce las emisiones de CO2 de la producción de pintura en más de 40%. Las plantas de Leipzig y Rosslyn producen una media de unos 250,000 autos al año.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *