Magazine Automotor

La FIA presentó el nuevo casco para los pilotos de la F1

 

  • Los nuevos cascos serán obligatorios para la F1 a partir de 2019, con otros campeonatos a seguir
  • “Este será el estándar más avanzado del mundo sin discusión posible“
  • Cada casco debe de pasar por 14 rigurosas pruebas, aquí las explicamos

La FIA presentó un nuevo casco de alta gama que brindará mayor protección para todos los pilotos en los campeonatos más importantes. El desarrollo llevó una década de investigación para crear el estándar definitivo para la industria.

Este último estándar, denominado FIA 8860-2018, describe los requisitos de diseño y rendimiento de las mejores series de la FIA. Será obligatorio para la Fórmula Uno desde 2019 y en otros campeonatos poco después. Estos nuevos cascos ofrecerán una serie de beneficios de seguridad, que incluyen protección balística avanzada, mayor absorción de energía y un área de protección extendida para los pilotos.

Laurent Mekies, director de seguridad de la FIA, dijo: “Los cascos actuales de gama alta son los más seguros en el mundo, pero el nuevo estándar los llevará al siguiente nivel. Es importante para nosotros mejorar continuamente nuestra capacidad de cumplir con este estándar para nuestros campeonatos “.

A lo largo del programa de investigación, los investigadores de la FIA trabajaron en estrecha colaboración con los fabricantes de casco de F1, como Stilo, Bell Racing, Schuberth y Arai. Ahora depende de estos fabricantes entregar la producción de los nuevos cascos para la temporada F1 de 2019.

El presidente de Bell Bell Helmets dijo: “El área de pruebas aumentará en comparación con lo que disfrutamos actualmente, lo que significa que la protección general de estos cascos podría considerarse mejor y como de costumbre. tecnología de protección. Este será el estándar más avanzado del mundo sin discusión posible “.

Los cambios ​​en el nuevo estándar incluyen:

  • La parte superior de la visera se ha reducido en 10 mm para incorporar protección balística avanzada que logra niveles de seguridad sin precedentes contra el impacto de objetos.
  • Las áreas extendidas de protección lateral, ofrece una compatibilidad con el reposacabezas de un solo asiento de los autos de F1, así como con los sistemas de protección lateral de los asientos de los autos cerrados, asegurando que el manejo de la energía es exactamente donde están los reposacabezas.
  •  Materiales compuestos avanzados para garantizar que el casco no solo sea duro, sino también altamente resistente a ser aplastado y a ser penetrado.
  • Los métodos de prueba incluyeron velocidades de choque variables que tuvieron en cuenta diversos tipos de accidentes, así como un rango de pesos diferentes, simulando diferentes tipos de cabezas.

Pruebas templadas.

Bajo el nuevo estándar FIA 8860-2018 todos los cascos deben resistir las siguientes pruebas:

  • Impacto estándar: Se golpea al casco a una velocidad de 9.5 m/s. La desaceleración máxima en la cabeza del conductor no deberá de exceder de 275 G.
  • Impacto a baja velocidad: Se golpea al casco a una velocidad de 6 m s. La desaceleración máxima no debe de superar los 200G con un promedio máximo de 180g.
  • Bajo impacto lateral: Se le da un golpe al casco a a una velocidad de 8.5 m/s. La desaceleración máxima no deberá exceder 275G.
  • Protección balística avanzada: Se le dispara un proyectil de metal de 225 g a 250 km/h. La desaceleración máxima no deberá de exceder 275G.
  • Resistencia a ser aplastado: Se le deja caer un peso de 10 kg desde una altura de 5.1 metros sobre el casco, en pruebas laterales y longitudinales, la fuerza transmitida no debe exceder 10 kN.
  • Resistencia de la carcaza: Deberá de resistir el golpe contundente de un objeto de 4 kg sobre el casco a una velocidad de 7.7 m/s, sin romperse.
  • Penetración del visor: Deberá de resistir el disparo de un pellet de 1.2 g de un rifle de aire comprimido en el visor.
  • Recubrimiento del visor: El recubrimiento debe de garantizar que el color y la visión no se modifiquen o distorsionen significativamente.
  • Sistema de retención: Se hacen pruebas de rodaje y dinámica para garantizar la resistencia de la correa de la barbilla y sus accesorios.
  • Impacto lineal de mentón: Se hace una prueba de impacto a una velocidad de 5.5 m/s. La desaceleración máxima no deberá de exceder 275G.
  • Resistencia del área de la barbilla a ser aplastada: Se golpea la barbilla del casco con un martillo y se mide la capacidad de absorber la fuerza del golpe.
  • Resistencia mecánica del FHR: Se prueba la resistencia de los puntos de sujeción para las restricciones frontales de la cabeza.
  • Fricción y fricción superficial: Se hace una prueba para garantizar la uniformidad de la superficie del casco y que la fricción sea mínima. La superficie de la carcasa también se sometió a la prueba de dureza BARCOL para determinar la resistencia a la penetración.
  • Inflamabilidad: El casco debe de resistir una exposición directa a las llamas de 790 ° C  de temperatura, las cuales deberán de  extinguirse una vez de salga de la exposición a ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *