Magazine Automotor

Perspectiva del mercado de los metales de las baterías

  • Reporte del primer semestre

  • De BloombergNEF

Los precios de los metales para baterías se han recuperado con fuerza en la primera mitad del año, lo que ha incentivado la puesta en marcha de nuevos proyectos. China controla la industria química de baterías, con la mayor participación de mercado para los cinco metales principales de baterías. La diversificación de la cadena de suministro global requeriría una inversión significativa de regiones como Europa y América del Norte, según el último Battery Metals Outlook de la empresa de investigación BloombergNEF.

Los hallazgos clave del reporte son los siguientes:

La demanda de baterías crecerá fuertemente en esta década: Para el 2030, bajo nuestro escenario de transición económica, la demanda anual de baterías de iones de litio pasará de 2.7TWh por año. La demanda anual total de baterías en el 2030 es un 35% más alta que en las perspectivas del año pasado, en gran parte debido a una mayor demanda de vehículos eléctricos de pasajeros.

El aumento de los precios de los metales podría afectar la adopción de la química, pero no la de los vehículos eléctricos: Los altos precios sostenidos de las materias primas podrían resultar en un cambio significativo en la combinación de la química de las baterías. Los fabricantes de automóviles podrían cambiar a la química de fosfato de hierro y litio (LFP), lo que reduciría el rendimiento de algunos vehículos eléctricos, particularmente su automnomía. Pero esto permitiría que la electrificación del transporte continuaría sin cesar. En nuestro escenario LFP, aumentamos la participación de LFP en las implementaciones de almacenamiento estacionario en 2030 del 23% al 53%, a costa de las químicas de níquel más altas.

Litio bien abastecido hasta el 2025: El carbonato y el hidróxido deberán estar suficientemente abastecidos al menos hasta el 2025. El hidróxido podría enfrentar una escasez para el 2027, a medida que aumente la demanda de productos químicos con alto contenido de níquel. Un riesgo clave es que alrededor del 35% del crecimiento de la oferta proyectado desde ahora hasta el 2025, provendrá de convertidores integrados de espodumena a hidróxido en Australia. Estos proyectos son costosos y han tenido un historial de desarrollo retrasado. En caso de que estos convertidores australianos se retrasaran en la puesta en servicio, el hidróxido podría escasear en el 2025.

Los precios del litio aumentarán aún más, pero se estabilizarán en el 2022: Los precios del litio continuaron aumentando en el 2021 debido a la restricción en la oferta como resultado de la pandemia y la mayor demanda registrada en China y Europa. Este año los precios del litio han subido, 71% para el carbonato, 91% para el hidróxido y 58% para el concentrado de espodumena. Esperamos que todos los precios continúen su repunte, pero que se estabilicen gradualmente a medida que se conecte más oferta en 2021-2022.

Equilibrio de sulfato de níquel caerá en déficit: El mercado del sulfato de níquel permanecerá equilibrado en el corto plazo, a pesar del aumento de la demanda que se espera para los próximos cinco años. La demanda interna en China fue relativamente baja debido a que algunos fabricantes de automóviles cambiaron a productos químicos LFP. Esto tendrá un impacto limitado en la adopción de químicas de cátodos de baterías ricas en níquel y, como tal, el equilibrio del mercado de sulfato de níquel puede caer en un déficit de 128,000 toneladas métricas a partir del 2024.

Los precios del níquel se mantendrán estables: A principios de año, BNEF predijo que el mercado del níquel se moverá a un sistema de dos niveles para la fijación de precios para incentivar aún más la inversión en el suministro adicional de níquel de grado de batería de Clase 1. Al final de la primera mitad del 2021, no ha habido avances concretos hacia este cambio tan necesario en la dinámica de precios en el mercado del níquel. Es probable que los precios se mantengan dentro de los $ 18,000 USD por tonelada métrica para el 2021.

Se avecina un superávit de cobalto: Es probable que el mercado del cobalto tenga un superávit estrecho este año. Tanto los mineros a gran escala como los artesanales producirán alrededor de 166,434 toneladas de cobalto en el 2021. La demanda de cobalto alcanzará las 163,121 toneladas en el 2021, lo que generará un excedente de 3,313 toneladas este año. Este excedente proyectado dependerá de la capacidad de los productores artesanales para aumentar la oferta.

El precio del cobalto se mantendrá: Los precios del metal cobalto han subido 42% en lo que va de año en la Bolsa de Metales de Londres. En marzo, subió a 53,000 USD por tonelada. Este es el precio más alto desde marzo del 2018 y un 15% por encima del promedio de cinco años. El precio del metal cobalto podría promediar $ 45,000 por tonelada a fines del 2021. Con el mercado proyectado para tener un superávit relativo esta década, esperamos que los precios se mantengan en un promedio de $ 44,000 por tonelada hasta el 2025.

El suministro de manganeso se recupera con fuerza: La producción de manganeso en Sudáfrica en abril aumentó un 208% interanual. El mercado se ha recuperado con fuerza del impacto de la pandemia. A pesar de la reanudación de las operaciones mineras en Sudáfrica, la industria se ha enfrentado a desafíos asociados con el transporte, la confiabilidad de la electricidad y las operaciones portuarias.

Los precios del sulfato de manganeso ha subido: Los precios del sulfato de manganeso han subido un 30%, de $ 867 por tonelada métrica en enero a $ 1,128 en junio, debido a un aumento en la demanda de baterías. Es probable que los precios sigan subiendo en la segunda mitad del año, ya que se prevé un aumento de la demanda de baterías. Dado que el mercado de sulfato de manganeso se proyecta actualmente en déficit, es probable que los precios aumenten para respaldar nuevos proyectos de refinería a fin de que la oferta satisfaga la demanda para 2024.

Crecimiento de la demanda de grafito: La demanda de grafito de las baterías de iones de litio aumentará año tras año 37% a 446,914 toneladas métricas en el 2021, estima BNEF. Crecerá un 297% a finales de la década. Los vehículos comerciales representarán el crecimiento más rápido, con una demanda interanual que se duplicará en el 2021. En general, la demanda de grafito de las baterías de iones de litio alcanzará las 446,914 toneladas en el 2021.

Figura 1: Demanda de metales de las baterías de iones de litio

Fuente: BloombergNEF. Nota: La demanda de metales se produce en la boca de la mina, un año antes que la demanda de baterías. Todos los metales expresados en toneladas métricas de metal contenido, excepto el litio, que está en equivalente de carbonato de litio (LCE).

Nota con la participación de BloombergNEF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *