Magazine Automotor

Volkswagen usará un nuevo proceso de impresión 3D en la producción

  • Con un novedoso proceso de inyección

  • Que reduce los costos y aumenta la productividad

  • “A pesar de la crisis del coronavirus, estamos trabajando en la innovación”, Christian Vollmer

Volkswagen sigue adelante con el uso de impresoras 3D innovadoras en la producción de automóviles. Por primera vez, el proceso más nuevo, conocido como inyección de aglutinante, se está utilizando para fabricar autopartes en la planta principal de la empresa en Wolfsburg, Alemania.

Mientras que la impresión 3D convencional utiliza un láser para construir un componente capa por capa a partir de polvo metálico, el proceso de inyección de aglutinante utiliza un adhesivo. A continuación, el componente metálico resultante se calienta y se le da forma. El uso del componente de inyección de aglutinante reduce los costos y aumenta la productividad; además, los componentes pesan solo la mitad que los de chapa de acero.

Actualmente, Volkswagen es el único fabricante de automóviles que utiliza esta tecnología de impresión 3D en su proceso de producción. “A pesar de los desafíos actuales de la pandemia de coronavirus, seguimos trabajando en la innovación“, dice Christian Vollmer, miembro del Consejo de Administración, responsable de Producción y Logística. “Junto con nuestros socios, nuestro objetivo es hacer que la impresión 3D sea aún más eficiente en los próximos años y adecuada para el uso en la línea de producción“.

Estamos muy orgullosos de apoyar a Volkswagen con nuestras innovadoras soluciones de impresión 3D. Nuestras soluciones de automatización y software son líderes en aplicaciones de producción industrial. Con esta tecnología, Volkswagen podrá desarrollar y producir componentes de forma más rápida, más flexible y con menos recursos ”, Cedrik Neike, miembro de la Junta Directiva de Siemens AG y CEO de Digital Industries.

Para lograr este avance innovador, Volkswagen ha invertido una cantidad en el rango medio de dos dígitos de millones de euros durante los últimos cinco años. Además, la compañía ha hecho una asociación de software con Siemens y ha ampliado su colaboración existente con el fabricante de impresoras HP Inc. Con el primer uso a gran escala de la inyección de aglutinante, tienen la intención de adquirir una experiencia importante y aprender, por ejemplo, qué componentes pueden producirse de forma económica y rápida en el futuro o cómo la fabricación aditiva puede respaldar la transformación digital de la producción.

HP está proporcionando las impresoras de alta tecnología necesarias y Siemens el software especial para la fabricación aditiva. Un paso clave del proceso en el que han trabajado conjuntamente Siemens y VW es optimizar el posicionamiento de los componentes en la cámara de construcción. Esta técnica, conocida como anidamiento, permite producir el doble de piezas por sesión de impresión.

A partir del verano, las tres empresas tienen la intención de establecer un equipo de expertos conjunto en el centro de impresión 3D de alta tecnología que se inauguró en Wolfsburg a finales del 2018 y permite la fabricación de componentes automotrices complejos mediante impresión 3D. El centro también capacita a los empleados en el uso de estas tecnologías.

La compañía tienen el objetivo es producir hasta 100,000 autopartes mediante impresión 3D en Wolfsburg cada año a partir del 2025. Los primeros componentes fabricados mediante el proceso de inyección de aglutinante se han enviado a Osnabrück para su certificación, y son componentes para el pilar A del convertible T-Roc, los cuales pesan casi la mitad que los componentes convencionales hechos de chapa de acero. Esta reducción por sí sola hace que el proceso sea especialmente interesante para las aplicaciones de producción de automóviles. Volkswagen ya ha hecho con éxito pruebas de choque de autos armados con autopartes metálicas impresas en 3D. Hasta ahora, la producción de grandes volúmenes no era lo suficientemente rentable. Sin embargo, la nueva tecnología y la colaboración ahora harán que el uso de la línea de producción sea económicamente viable.

Two Volkswagen employees check the quality of structural parts produced using the binder jetting process for car production in front of the prototype of the special printer at the high-tech 3D printing center in Wolfsburg.
Más de un millón de autopartes impresas en 25 años

Volkswagen ha usado la impresión 3D durante 25 años, comenzando en Desarrollo Técnico con el objetivo de acelerar el desarrollo de vehículos y reducir costos. En la actualidad, hay 13 unidades en la planta de Wolfsburg que utilizan varios procesos de impresión para fabricar autopartes pláticas como metálicas como: consolas centrales, revestimientos de puertas, paneles de instrumentos y defensas. Las autopartes metálicas impresas incluyen: colectores de admisión, radiadores, soportes y elementos de soporte. En todos esos años, han producido más de un millón de autopartes.

La colaboración de Volkswagen con Siemens es parte de una asociación estratégica integral en el campo de las plataformas de producción digital. “Me complace que tengamos un socio sólido e innovador en Siemens para que podamos comenzar a trabajar en los procesos de producción de automóviles del futuro. El ejemplo de la impresión 3D muestra que esta transformación alberga muchas oportunidades diversas para la innovación “, Vollmer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *